Os comunistas e a independencia de Israel I


 
O voceiro oficial do Partido Comunista de España, Mundo Obrero, no seu número 118 publicado o 20 de maio de 1948 (páxina 4) recolle esta editorial en firme apoio da independencia de Israel. Independencia que lembremos fora proclamada co mandato e aval das Nacións Unidas só uns días antes, concretamente o 14 de maio de 1948.
 
UNA VICTORIA DE LOS PUEBLOS CONTRA LA DOMINACIÓN IMPERIALISTA.
El 15 de mayo fue proclamado el Estado judío de Israel.
 
El nuevo estado nació tras largos años de lucha del pueblo judío para conseguir un hogar nacional. Y lo logró a través de una lucha dura y tenaz contra todas las maniobras del imperialismo, contra toda la violencia y arbitrariedad. A partir de 1917, el ministro de Negocios Extranjeros de Gran Bretaña, lord Balfour, prometió la lord Rothschild, entonces presidente de la Federación Sionista Británica, que "los esfuerzos de Inglaterra serían usados para dar a los judíos un hogar en la Palestina" hasta hoy, los judíos, a pesar de la promesa solemne de los imperialistas ingleses tuvieron que mantener una dura lucha por conseguir su patria. Inglaterra usó su mandato en la Palestina para transformar el país e una base militar, y un lugar estratégico para su expansión colonial. Para eso hizo todo lo posible para enfrentar a los árabes contra los judíos, a fin de tener un pretexto para impedir la libertad de ambos pueblos. No siendo posible mantener su dominación sobre Palestina con el acuerdo de las Naciones Unidas, el imperialismo inglés favoreció la agresión árabe en Palestina.
 
Los ejércitos de los Estados árabes armados y dirigidos por los ingleses invadieron Palestina. Y las primeras salvas del nuevo Estado fueron las explosiones de bombas inglesas, lanzadas por aviones ingleses sobre las ciudades de Israel. Muchos y muy difíciles problemas enfrenta el nuevo estado. No es solo el imperialismo inglés que no se resigna a su existencia. El imperialismo yanki tiene grandes intereses en el Próximo Oriente y presende ampliarlos, hizo todo lo posible para intentar evitar la creación normal del Estado judío, conforme a lo aprobado por la ONU. Fue cómplice del imperialismo británico contra la independencia de Israel. La firmeza del pueblo judío y la valiosa ayuda de la Union Soviética en la ONU frustraron todas las maniobras. Pero eso no significa que los trusts y los círculos militaristas yankis hallan abandonado sus planes. Y por ello la independencia y soberanía de Israel está en peligro. En el movimiento sionista hubo siempre correctos sectores partidarios del compromiso con el imperialismo que no enfrentaban con decisión la lucha por una nación judía independiente. Sobre estos sectores va a intentar ejercer su influencia el imperialismo yanqui para mantener el nuevo Estado bajo su hegemonía. Podrá evitarse eso a través de la unidad del pueblo judío y de la participación de las masas populares a través de sus partidos y organizaciones en la direción del nuevo Estado de Israel. A buen seguro que, igualmente, el Estado judío tendrá una política inteligente y justa en relación a los árabes, creando condiciones para la convivencia con otro pueblo esclavizado por los imperialistas y por los indígenas feudales, de respeto por las minorías árabes del territorio judío y de reconocimiento de sus derechos.
 
El pueblo judío tiene a su lado a la Unión Soviética, campeona de la causa de la autodeterminación de los pueblos y a las masas populares y democráticas del mundo entero que saludan la formación del nuevo Estado de Israel como un paso adelante en la lucha de la libertación de los pueblos de la opresión imperialista. Ya tiene hoy las primeras demostraciones de solidaridad a través del clamor que se eleva en cada país pidiendo que se ponga fin a la agresión de los países árabes contra el Estado de Israel. Parar esta agresión dirigida desde Londres con la complicidad de Washington es de interés para la libertad de todos los pueblos y para la causa de la paz.
 
Nº 118 de Mundo Obrero - 20 de mayo de 1948 - pág. 4

Comentarios